lunes, 2 de diciembre de 2013

~Capitulo 58~

Me encontraba frente a una casa antigua, completamente destruida, sus paredes estaban desgastadas y los techos tenían agujeros ¿Y cómo llegue aquí? Bueno, fue hace exactamente 8 años cuando acepte casarme con Sonic Speed. Sonic y yo decidimos que deberíamos comprar una casa, el problema es que el ya había comprado una. 


-Ni sueñes que voy a vivir en eso.-Señalo con horror la enorme y terrorífica casa.

-¿Qué tiene de malo? Es grande, pintoresca y resistente.-Comento mientras le daba suaves golpes a las paredes y acto seguido esta cayo de lleno.- Ok, tal vez  no tan resistente. Pero con un poco de pintura, arreglos se vera como nueva. 

-Si tu lo dices. - Contesto no tan convencida la eriza rosada.

La casa cuenta con 4 habitaciones, la cocina, dos baños, una sala y el sótano. Es muy bonita solo que necesita un poco de arreglos. Amy y yo entramos en la casa, los botes de pintura esperaban ser abierto y las cortinas ser cambiadas. 

-Manos a la obra.-El erizo arreglo su camisa y comenzó a pintar la habitación. 

-Yo iré a limpiar la cocina... Deséame suerte.

Para ser sincera el lugar era un asco, eso no había sido limpiado en años o tal vez décadas. Tomé los productos de limpieza y comencé con mi labor, unos gritos me sacaron de mi concentración.

-¡Amy, Amy!-La chillona voz de Maik resonaba por los pasillos del lugar. 

-No grites tan fuerte, torpe.- Sam era un chico con caracter. 

-No lo trates así, idiota.- Max la líder del grupo. 

-¿Cómo llegaron aquí? 

-Nuestro hermano nos dijo del lugar y el muy torpe olvido esto.- Contestaron al unisonó los tres Speed. 

-La casa es muy grande...-Susurró la pequeña eriza mientras registraba el lugar con la mirada. 

-Y también esta muy fea y sucia. 

Lo golpea.- No seas descortés.

-No te preocupes, se que la casa esta horrible. Creo que su hermano si empeño en buscar la casa más destruida del lugar.

-¡Te oí!-Gritó el erizo desde el primer piso.- Ya te dije que quedara hermosa...

-Lo que tu digas...-Pronunció mientras volvía a limpiar la cocina. 

-¡Amy! ¿Te molesta si registramos la casa? 

-No, para nada. Pero no la rompan más de lo que esta, luego preparare algo para comer.

-¡Esta bien!

Continuara.