jueves, 10 de octubre de 2013

~Capitulo 56~

A simple vista eran fotografías de Sonic y mías, en una estábamos en el parque de diversiones, en otras nos encontrábamos comiendo helado. Todas eran de antes que me mudara, lo sabía porque mi cabello estaba más corto y Sonic aun no tenia su flequillo, ademas el sobre me lo había entregado hacía ya tiempo. Aunque eso no era lo que logro que derramara lagrimas, sino el hermoso anillo que se encontraba pegado a una de las imagenes. La imagen tenía las palabras "Merry me?"

-Realmente...-Comenzó diciendo el erizo.- Realmente no sabía como hacer para que supieras que te amo, te amo más que a cualquier otra personas en este mundo y supuse que esta era la única "forma" de que entendieras que te amo.

-...-La lagrimas seguían desbordando de sus ojos verdes. 

-No estoy pidiendo que me respondas ahora, se que es una propuesta algo precipitada. Pero realmente quería que supieras que... que te amo. Lo siento, siento haber hecho ridiculeces en el pasado. No vemos luego señorita perfección. 

Caminaba a paso lento, no quería irme aun pero sabía que Amy no quería hablar conmigo. Creo que había olvidado como caminar y me lo recordaba en susurros, mis ojos no se despegaban del suelo y lograba oír un grito lejano... ¡AMY! Amy me estaba llamando, instantáneamente voltee y allí estaba...

-¿Dime que no es una broma, dime que esto es de verdad y que la propuesta no es solo para que te perdone?-Sus ojos aun estaban empapados. 

-No es una broma, quiero que en un futuro nos casemos, tengamos una familia y seamos felices...

-Si... Quiero.-Su voz se quebró y no basto más para que el erizo la rodeara con sus fuertes brazos. 

El perfume de Sonic invadía mis fosas nasales, sus brazos me atraían más y más a el. Lo observe por unos minutos, nuestros rostros se acercaban lentamente, su aliento chocaba con el mio y no resistía más, deseaba que me besara. 

-Te amo, Amy Rose...

-Yo te amo aun más, Sonic Speed...

Continuara*-*          

domingo, 6 de octubre de 2013

~Capitulo 55~

Luego de unos 20 minutos regrese a  casa de María, me despedí de ella y me encamine a mi hogar. La brisa de verano lograba calmarme pero eso no era suficiente, subí al tren y tomé asiento cerca de la ventana. Las lagrimas sieguen brotando, realmente termine con Sonic, ya no saldremos no pasaremos tiempo juntos y no volveremos a vernos...
Pasado unos 45 minutos llegue a mi destino, tomé el bolso y con esfuerzo baje del tren. No volveré  a ver Sonic, era algo casi imposible de imaginar, estábamos saliendo hacía casi un año y pensar en eso era una locura.

Me sentía horrible, todo era molesto, no quería hablar con nadie solo quería pensar una forma para disculparme con Ames. Me estaba destrozando el cerebro, quería pensar una asquerosa manera para que ella me perdonara. Realmente amo a esa enana pero ¿Cómo diablos iba a hacer que lo entienda?

-El sobre...-Susurro para si mismo. 

Abrí la puerta de la panadería y subí las escaleras. No había nadie en casa a excepción de Vainilla que se encontraba atendiendo, deje mi bolso sobre mi cama y me recosté en el suelo. De pequeña solía recostarme sobre la suave alfombra cuando me sentía mal o algo me incomodaba. Mis ojos se cerraban de apoco, estaba a punto de caer en un sueño profundo cuando mi maldito celular sonó...

Mensaje de Sonic: ¿Estas en casa? Tengo que decirte algo urgente. Contesta, por favor...

Respuesta: Si.

Fueron tan solo segundos para que en la ventana de mi habitación se escuchara el golpear de pequeñas rocas. 

-Tienes cinco minutos...-Hablo fría y molesta la eriza.

-Abre el sobre, hazlo... 

-¿Eh? ¿De qué diablos hablas?-Molesta.

-Cuando te mudaste yo te regale un brazalete y un sobre, te pedí que no lo abrieras y que lo guardaras. Dime que aún lo tienes...

-Si y ¿Qué hay con eso?

-Quiero que lo abras y me respondas... 

Me dirigí a mi habitación y saque una cajita de mi mesa de noche, allí dentro se encontraba el sobre que Sonic me había dado. Estaba intacto, al parecer había algo grueso dentro realmente nunca le había tomado mucha importancia. Me dirigí de nuevo al balcón y con delicadeza abrí el sobre delante de los ojos del erizo. Mis ojos se llenaron de lagrimas al ver el contenido.

Continuara.... 
                          

martes, 1 de octubre de 2013

~Capitulo 54~

Me maldije a mi misma por ser tan despistada. Eran las 11 de la mañana y no me apetecía caminar bajo el ardiente sol, aun así sabía que debía hacerlo, mi celular se me había quedado en casa de Sonic y debía recuperarlo. Me coloqué unos shorts y una bruza de mezclilla, con el mayor de mis esfuerzos me despedí de María y le prometí que volvería en menos de media hora. Como pensaba, el sol brillaba con toda su intensidad, camine a la sombra de los arboles e intente buscar mis anteojos de sol en mi bolso, intento fallido ya que no los había traído en un principio. 
La casa de Sonic quedaba a la vuelta de la esquina, no me apetecía verlo pero debía recuperar mi teléfono a toda costa. Mis pasos pararon en seco al ver lo que estaba ocurriendo en la puerta de la casa Speed, Sara se encontraba rodeando el cuello de Sonic con sus ojos. ¡Qué más da! después de todo hemos terminado, con pesadez continué caminando y de alguna manera llegue a ellos. 

-Vengo por mi celular. 

Suelta a Sonic.- Oh, hola Amy. Tiempo sin verte... 

-Lo mismo digo...-La frialdad se hacía notar en la voz de la eriza.

-Toma.- Le entrego el pequeño aparato rosado.- Amy, quiero hablar contigo.

-Lo siento, estoy apurada, le dije a María que no tardaría y al parecer tu estas ocupado. Adiós, Sonic.

Los pasos de la eriza desaparecieron al doblar la esquina, devastado era poco...

Intentaba de alguna manera que las lagrimas dejaran de brotar de mis ojos, imposible. Guarde mi teléfono en mi bolso y me dirigí al parque que quedaba a unas cuantas calles, no podía ir a casa de María en estas condiciones. Supongo que las cosas son así, soy una más del montón... Los rumores eran ciertos, Sonic te remplaza de un día a otro y yo no era una excepción. Quería gritar y olvidar todo...

Continuara...