sábado, 14 de septiembre de 2013

~Capitulo 53~

El agua de la ducha no lograba relajarme estaba tenso, molesto, triste y sobre todo shockeado. ¿Como diablos les explicaría a mis hermanos que Amy me ha dejado y se ha ido a quien sabe donde? Melody la aprecia mucho y se que se pondrá realmente triste cuando se lo diga, luego de unos 20 minutos salí del baño con una toalla en mi cuello. Todos se encontraban durmiendo, era más que obvio, después de todo eran más de las doce de la noche. 

Los últimos trenes ya habían salido hace tiempo y volver a la casa de Sonic no era una opción, no tenía dinero para un taxi y estaba realmente molesta. Luego de maldecir por lo bajo por más de 10 minutos recordé que María vivía cerca de la escuela así que comencé a caminar por las oscuras calles rogando porque María estuviera en casa. 
No tarde más de 15 minutos que llegar, para mi suerte la eriza rubia aun estaba despierta y me dejo pasar a cambio de que le contara mi historia. Entre a su cuarto, celeste y hermoso. 

-Ahora dime...¿Que idiotez has hecho?

-Termine con Sonic.

-¿Qué hiciste qué?

-Lo que oíste, estaba cansada, Sonic estaba celoso y no podía seguir así.

-Amy, los celos son normales en las parejas...

-Pues en esta no. Yo no puedo montar una escena de celos cuando "Sus fans" se acercan a el, pero el héroe si puede. Siempre era la que sufría y siempre mostraba buena cara para que no se sienta mal por mi, pero hoy no pude, simplemente no.

-¿Te sientes mal por eso?

-No... Quiero decir es claro que siento haber terminado con el y no quería hacerlo pero, estuvo distante ni siquiera quiso detenerme o hablar, simplemente me dejo ir. 

-Tal vez no supo que hacer, por ahora cálmate mañana iras y hablaras con el. 

-No, no,no. De ninguna manera, no volveré hasta que me calme realmente.-Comienza a buscar entre sus cosas.- Dime que es broma... Olvide mi celular. 

Allí estaba el causante de todo, el celular de Ames, lo observe por unos momento y lo deje nuevamente en la mesa, supongo vendrá por el mañana. 

Continuara. 



martes, 10 de septiembre de 2013

~Capitulo 52~ Lo siento-Terminamos.

El agua helada caía sobre mis hombros, necesitaba tomar un baño luego de todas las cosas que habían pasado. La cocina sería reparada en unos días, por suerte no eran daños tan graves como pensábamos. Tenía que pensar en como "perdonar" a Sonic y sus celos, coloque un poco de acondicionador en mi cabello para desenredar las puntas, estaba algo cansada, quiero decir es mi primer día en la casa Speed y ya han pasado tantas cosas. Cerré el grifo y tomé la toalla que se encontraba a unos centímetros de la ducha, luego de cambiarme y secar un poco mi cabello, salí y  choque de llenó con el. Sus enormes ojos verdes chocaban con los míos, realmente no podía estar enfadada, pero por mi orgullo seguiría estándolo.

A punto de besar a Amy.- ¿Quieres un poco de pizza?, sobro y creí que tendrías hambre.

-Así estoy bien.-Se separa y comienza a caminar en dirección a la habitación de Melody.-Buenas noches.

-Buenas...noches.

Baje con pesadez las escaleras, las porciones de pizza seguían intactas en el plato y mi humor cada vez era peor. No quería hablar con nadie, pero teniendo cuatro hermanos y muy pronto se sumarían otros tres no creo que pueda tener mi momento de "No deseo hablar con nadie." Me recosté en el sofá y la más pequeña de mis hermanas, hasta el momento, me hizo compañía. Melody realmente tenía un don, era algo tan especial, cuando te sientes mal lo único que hace es recostarse a tu lado y abrazarte, por eso la adoro. No me molesta con preguntas que nunca responderé o me lanza miradas amenazantes, solo se recuesta y nada más.

Ya era bastante tarde y Melody aun no estaba en su cama, me levante con cuidado sin hacer mucho ruido ya que todos estaban en sus cuartos. Baje las escaleras y pase silenciosamente por la sala, sentí un pequeño ruido provenir del sofá no tarde mucho en reconocer a Melody. 

-Ames...-Hablaba entre sueños la pequeña eriza.

-Que adorable...-Reí por lo bajo.

-¿Solo ella es adorable?

-¿Aun estas despierto?-Asustada.

-Pues, estábamos viendo una película  fui a buscar algo para beber y se quedo dormida.-Ve a la eriza.- Lamento lo que dije y como me comporte cuando me contaste de Alex, lo siento en verdad lo siento. Fue estúpido...

-Siempre haces lo mismo, logras que me enfade demasiado y luego te disculpas como si nada. Pues sabes que... esta vez no sera así. No quiero que la disculpa sea por obligación, quiero que en verdad lo sientas. 

-PUES LO SIENTO O ¿NO HAS OÍDO?

-Si que lo oí, pero creo que no fue realmente una disculpa. Fue algo como : "Rompí un plato, lo siento." Pues sabes nuestra relación no es un plato, pero ya esta rota...

-¿Estas terminando conmigo?

-Si, iré a buscar mis cosas.

Continuara.