sábado, 24 de mayo de 2014

~Capitulo 59~

Si bien no había quedado reluciente, algo era algo. Mi idea de vivir en una casa junto a Sonic si llevaba la etiqueta de reformarla junto a él pero, diablos, esto era demasiado. Ya había pasado exactamente una hora desde que comencé con la limpieza de la planta baja, supuse que al subir al primer piso todo estaría igual de arreglado que abajo, pero mis expectativas eran demasiado alta. Los trillizos y Sonic se encontraban en una guerra de pintura. 

-¡Vamos, Sonic! Los tenemos acabados. -Reía victoriosa la menor de los trillizos. 

-¡No es justo, tu lo tenias a él! -Señala a Sonic. 

-¡Es verdad! Sam es un idiota, no logra darle ni a una pared. -Chillaba molesto mientras tomaba asiento en el suelo. 

-¿Qué has dicho? -El odio se veía surgir de los ojos del contrario. 

-¡Te he llamado idiota! ¿Acaso también eres sordo? 

-¡Wow, wow! Tranquilos.  No quiero que terminen lastimados, ahora cálmense y bajen, hay galletas y leche en la encimera. -Mi voz intento sonar dulce pero el desastre que se pintaba por los alrededores no me dejaba mucha tranquilidad. 

-¡Galletas! -Chillaron los tres mientras dejaban el lugar desierto a excepción de la pareja. 

Ames no se veía muy feliz, comprendía que mi tarea era, específicamente, pintar y nada más. Pero, vamos, si tus tres hermanos menores llegan y comienzan a jugar a la "guerra de súper pintura" es, literalmente, imposible resistirte. 

-Se lo que dirás y que tal vez también debas golpearme, pero no fue mi culpa, ellos llegaron y comenzaron a jugar. 

-No estoy aquí para gritarte, ni golpearte, ni siquiera para protestar. Solo... -Ames dio un gran suspiro tomando asiento sobre una de las latas de pintura vacías, la cual había sido utilizada como escudo anteriormente.- Solo, quiero que esto realmente funcione, Sonic, ¿Comprendes? Se que gastaste dinero en esta casa, se que no es la mejor casa y hasta puede ser considerada la peor de la zona pero, realmente, quiero que funcione y necesito que ayudes e intentes dejar esa lado de niño pequeño. Que aunque amo eso de ti en estos momentos no es necesario. ¿Si? 

-Comprendo, prometo intentar ser 'maduro' y terminar de pintar antes de que el sol se ponga. -Deje escapar una leve risa al ver la perfecta sonrisa de Amy, deposito un pequeño beso sobre mis labios y bajo para cuidar de los trillizos. 

-¡Dejen de arrojarse eso! -Se pudo oír y una gran carcajada abandono mi cuerpo. 

Amy y yo aun no estamos con un presente estable y posiblemente nuestro futuro sea un completo desastre pero estamos juntos ¿No? Y tenemos a un trío de molestias a quien cuidar diariamente.  

__________________________________________

Merezco la maldita muerte lo sé. Desaparecí, me esfume y no di señales de vida por ¿6 meses? Oh, dios. 

Bien, no voy a darles la típica excusa de: Tuve flojera. He tenido problemas personales y por eso mismo tuve que ausentarme por un tiempo, no los he superado del todo pero ya no es tan grave como en un principio. Por eso mismo volví para n-n despabilar un poco de la situación y retomar el poder de mis blogs~ 
Espero comprendan y sigan leyendo porque me hace muy feliz que los lectores y visitas hayan subido tan considerablemente, n-n 
Quiero que sepan que ustedes son una gran razón por la cual me gusta escribir.
Por cierto, en este tiempo que no estuve me he hecho una K-poper :3 ¿Hay alguna, alguno aquí? -No tiene absolutamente nada que ver pero solo quería que estuvieran al tanto.- 

n-n Gracias por su paciencia, continúen leyendo y yo escribiré para ustedes~ 

lunes, 2 de diciembre de 2013

~Capitulo 58~

Me encontraba frente a una casa antigua, completamente destruida, sus paredes estaban desgastadas y los techos tenían agujeros ¿Y cómo llegue aquí? Bueno, fue hace exactamente 8 años cuando acepte casarme con Sonic Speed. Sonic y yo decidimos que deberíamos comprar una casa, el problema es que el ya había comprado una. 


-Ni sueñes que voy a vivir en eso.-Señalo con horror la enorme y terrorífica casa.

-¿Qué tiene de malo? Es grande, pintoresca y resistente.-Comento mientras le daba suaves golpes a las paredes y acto seguido esta cayo de lleno.- Ok, tal vez  no tan resistente. Pero con un poco de pintura, arreglos se vera como nueva. 

-Si tu lo dices. - Contesto no tan convencida la eriza rosada.

La casa cuenta con 4 habitaciones, la cocina, dos baños, una sala y el sótano. Es muy bonita solo que necesita un poco de arreglos. Amy y yo entramos en la casa, los botes de pintura esperaban ser abierto y las cortinas ser cambiadas. 

-Manos a la obra.-El erizo arreglo su camisa y comenzó a pintar la habitación. 

-Yo iré a limpiar la cocina... Deséame suerte.

Para ser sincera el lugar era un asco, eso no había sido limpiado en años o tal vez décadas. Tomé los productos de limpieza y comencé con mi labor, unos gritos me sacaron de mi concentración.

-¡Amy, Amy!-La chillona voz de Maik resonaba por los pasillos del lugar. 

-No grites tan fuerte, torpe.- Sam era un chico con caracter. 

-No lo trates así, idiota.- Max la líder del grupo. 

-¿Cómo llegaron aquí? 

-Nuestro hermano nos dijo del lugar y el muy torpe olvido esto.- Contestaron al unisonó los tres Speed. 

-La casa es muy grande...-Susurró la pequeña eriza mientras registraba el lugar con la mirada. 

-Y también esta muy fea y sucia. 

Lo golpea.- No seas descortés.

-No te preocupes, se que la casa esta horrible. Creo que su hermano si empeño en buscar la casa más destruida del lugar.

-¡Te oí!-Gritó el erizo desde el primer piso.- Ya te dije que quedara hermosa...

-Lo que tu digas...-Pronunció mientras volvía a limpiar la cocina. 

-¡Amy! ¿Te molesta si registramos la casa? 

-No, para nada. Pero no la rompan más de lo que esta, luego preparare algo para comer.

-¡Esta bien!

Continuara. 

jueves, 14 de noviembre de 2013

Los hermanitos de Sonic*-*(No es parte de la historia).

Holis!:3 Recuerdan que hace unos días dije que subiría un dibujo de los hermanos de Sonic. Bueno... Aquí están

 Tome como "Guía" un dibujo que encontre en google :3
:C intente dibujar lo mejor posible, enserio. ^-^Comencé clases de dibujo hace poco y no se si estén dando frutos(?

Bueno espero que les guste.

Apropósito noté que el blog tiene 13.830 visitas ¡Yay! Gracias por leer y por sus comentarios realmente son de gran ayuda y me inspiran a seguir :3

Nos leemos~


lunes, 11 de noviembre de 2013

~Capitulo 57~

Decidí volver a casa de Sonic, solo que esta vez me quedaría hasta que sus padres llegaran. Nada, ni nadie podría quitarme la felicidad que sentía en aquel momento. La semana no fue nada fácil, aunque realmente lo intentara, Sonic y sus hermanos lograban hacer algo que me molestara y a los segundos todo volvía a la normalidad. Siempre soñé con una familia así o al menos desde el día en que mis padres me abandonaron, se que Freddie ah estados a mi lado siempre pero no es lo mismo. Me desperté a las 9:30 am. Malody se encontraba a mi lado, adora dormir conmigo, intente hacer el menor de los ruidos al levantarme para no despertarla. Caminé hacía la cocina y me serví un poco de café, oí unos pasos provenir de la escalera y al voltear lo pude ver.

-Buenos días bello durmiente...-Sonrió mientras llevaba la taza a mis labios. 

-Buenos días.-Le susurró al oído y acto seguido robo un largo de los labios de la eriza.-Parecemos unos recién casados.-Rió por lo bajo.

-No digas idioteces.-Las mejillas de la eriza se decoloraron de un rasado intenso. 

Es tan hermosa cuando se sonroja, quiero besarla y besarla hasta que nuestros labios se desgasten porque realmente la amo. 
Hoy es el día en el que mis padres volverán, los bebes nacieron hacer dos días y sus nombres son: Max, Sam y Maik. Mi padre ah enviado varías fotos y son realmente adorables, la puerta se abrió a las 15:30 y allí estaban mis padres sujetando tres pequeños bultos. 

-¡Quiero ver a los hermanitos, quiero ver a los hermanitos!-Chillaba melody mientras daba pequeños saltos.

La carga en sus brazos.-Ok, ok... Mira que bonitos son.-Sonríe y observa a los bebes.

-Son hermosos señora Aleena, la felicito.-Las lagrimas amenazaban con salir de los verdosos ojos de Amy. 

-Muchas gracias, dulzura.

-¿Estás llorando papá? 

 -Claro que no. T-T

-Supongo que ya son suficiente hijos ¿Verdad?

Continuara...

________________________________________________________________________

Ademas de estar tanto tiempo sin escribir, escribo algo horrible :C perdón. 
Bueno tal vez mañana suba un dibujo de los bebes C': aunque tal vez este feo espero les guste. Ok, sin más que decir me retiro...~

jueves, 10 de octubre de 2013

~Capitulo 56~

A simple vista eran fotografías de Sonic y mías, en una estábamos en el parque de diversiones, en otras nos encontrábamos comiendo helado. Todas eran de antes que me mudara, lo sabía porque mi cabello estaba más corto y Sonic aun no tenia su flequillo, ademas el sobre me lo había entregado hacía ya tiempo. Aunque eso no era lo que logro que derramara lagrimas, sino el hermoso anillo que se encontraba pegado a una de las imagenes. La imagen tenía las palabras "Merry me?"

-Realmente...-Comenzó diciendo el erizo.- Realmente no sabía como hacer para que supieras que te amo, te amo más que a cualquier otra personas en este mundo y supuse que esta era la única "forma" de que entendieras que te amo.

-...-La lagrimas seguían desbordando de sus ojos verdes. 

-No estoy pidiendo que me respondas ahora, se que es una propuesta algo precipitada. Pero realmente quería que supieras que... que te amo. Lo siento, siento haber hecho ridiculeces en el pasado. No vemos luego señorita perfección. 

Caminaba a paso lento, no quería irme aun pero sabía que Amy no quería hablar conmigo. Creo que había olvidado como caminar y me lo recordaba en susurros, mis ojos no se despegaban del suelo y lograba oír un grito lejano... ¡AMY! Amy me estaba llamando, instantáneamente voltee y allí estaba...

-¿Dime que no es una broma, dime que esto es de verdad y que la propuesta no es solo para que te perdone?-Sus ojos aun estaban empapados. 

-No es una broma, quiero que en un futuro nos casemos, tengamos una familia y seamos felices...

-Si... Quiero.-Su voz se quebró y no basto más para que el erizo la rodeara con sus fuertes brazos. 

El perfume de Sonic invadía mis fosas nasales, sus brazos me atraían más y más a el. Lo observe por unos minutos, nuestros rostros se acercaban lentamente, su aliento chocaba con el mio y no resistía más, deseaba que me besara. 

-Te amo, Amy Rose...

-Yo te amo aun más, Sonic Speed...

Continuara*-*          

domingo, 6 de octubre de 2013

~Capitulo 55~

Luego de unos 20 minutos regrese a  casa de María, me despedí de ella y me encamine a mi hogar. La brisa de verano lograba calmarme pero eso no era suficiente, subí al tren y tomé asiento cerca de la ventana. Las lagrimas sieguen brotando, realmente termine con Sonic, ya no saldremos no pasaremos tiempo juntos y no volveremos a vernos...
Pasado unos 45 minutos llegue a mi destino, tomé el bolso y con esfuerzo baje del tren. No volveré  a ver Sonic, era algo casi imposible de imaginar, estábamos saliendo hacía casi un año y pensar en eso era una locura.

Me sentía horrible, todo era molesto, no quería hablar con nadie solo quería pensar una forma para disculparme con Ames. Me estaba destrozando el cerebro, quería pensar una asquerosa manera para que ella me perdonara. Realmente amo a esa enana pero ¿Cómo diablos iba a hacer que lo entienda?

-El sobre...-Susurro para si mismo. 

Abrí la puerta de la panadería y subí las escaleras. No había nadie en casa a excepción de Vainilla que se encontraba atendiendo, deje mi bolso sobre mi cama y me recosté en el suelo. De pequeña solía recostarme sobre la suave alfombra cuando me sentía mal o algo me incomodaba. Mis ojos se cerraban de apoco, estaba a punto de caer en un sueño profundo cuando mi maldito celular sonó...

Mensaje de Sonic: ¿Estas en casa? Tengo que decirte algo urgente. Contesta, por favor...

Respuesta: Si.

Fueron tan solo segundos para que en la ventana de mi habitación se escuchara el golpear de pequeñas rocas. 

-Tienes cinco minutos...-Hablo fría y molesta la eriza.

-Abre el sobre, hazlo... 

-¿Eh? ¿De qué diablos hablas?-Molesta.

-Cuando te mudaste yo te regale un brazalete y un sobre, te pedí que no lo abrieras y que lo guardaras. Dime que aún lo tienes...

-Si y ¿Qué hay con eso?

-Quiero que lo abras y me respondas... 

Me dirigí a mi habitación y saque una cajita de mi mesa de noche, allí dentro se encontraba el sobre que Sonic me había dado. Estaba intacto, al parecer había algo grueso dentro realmente nunca le había tomado mucha importancia. Me dirigí de nuevo al balcón y con delicadeza abrí el sobre delante de los ojos del erizo. Mis ojos se llenaron de lagrimas al ver el contenido.

Continuara.... 
                          

martes, 1 de octubre de 2013

~Capitulo 54~

Me maldije a mi misma por ser tan despistada. Eran las 11 de la mañana y no me apetecía caminar bajo el ardiente sol, aun así sabía que debía hacerlo, mi celular se me había quedado en casa de Sonic y debía recuperarlo. Me coloqué unos shorts y una bruza de mezclilla, con el mayor de mis esfuerzos me despedí de María y le prometí que volvería en menos de media hora. Como pensaba, el sol brillaba con toda su intensidad, camine a la sombra de los arboles e intente buscar mis anteojos de sol en mi bolso, intento fallido ya que no los había traído en un principio. 
La casa de Sonic quedaba a la vuelta de la esquina, no me apetecía verlo pero debía recuperar mi teléfono a toda costa. Mis pasos pararon en seco al ver lo que estaba ocurriendo en la puerta de la casa Speed, Sara se encontraba rodeando el cuello de Sonic con sus ojos. ¡Qué más da! después de todo hemos terminado, con pesadez continué caminando y de alguna manera llegue a ellos. 

-Vengo por mi celular. 

Suelta a Sonic.- Oh, hola Amy. Tiempo sin verte... 

-Lo mismo digo...-La frialdad se hacía notar en la voz de la eriza.

-Toma.- Le entrego el pequeño aparato rosado.- Amy, quiero hablar contigo.

-Lo siento, estoy apurada, le dije a María que no tardaría y al parecer tu estas ocupado. Adiós, Sonic.

Los pasos de la eriza desaparecieron al doblar la esquina, devastado era poco...

Intentaba de alguna manera que las lagrimas dejaran de brotar de mis ojos, imposible. Guarde mi teléfono en mi bolso y me dirigí al parque que quedaba a unas cuantas calles, no podía ir a casa de María en estas condiciones. Supongo que las cosas son así, soy una más del montón... Los rumores eran ciertos, Sonic te remplaza de un día a otro y yo no era una excepción. Quería gritar y olvidar todo...

Continuara...